Los caballos en pupilaje viven en boxes o en paddocks espaciosos con cobertizos que según la preferencia del dueño pueden ser individuales o de grupo. Los paddocks están equipados con feeders, de tal manera que los caballos tienen forraje a su disposición durante todo el día.

Disponemos de una pista de 20x60 metros, otra de 10x20 metros y un círculo para dar cuerda, además de muchos kilómetros de camino en un entorno precioso.

Contamos con 20 boxes a disposición de nuestros clientes, dos guadarnés y vesturarios con taquillas individuales.